A lo largo de los meses de espera que supone el embarazo, y durante los primeros días del bebé, la talla 1 de pañales Pingo es la ideal para preparar todo lo que vais a necesitar en esos felices momentos.

Al organizar la maleta para ir al hospital, al elegir el contenido de su primera canastilla de bebé, todos los padres tratan de seleccionar los mejores productos, los más respetuosos con la delicada piel de un recién nacido, los de mayor calidad, aquellos que sean útiles a la par que delicados. También los familiares y amigos valoran estas características a la hora de hacer los primeros regalos para el nuevo miembro de la familia.

La talla 1 de pañales Pingo es la más frecuente para los recién nacidos a término de entre 2 y 5 kilos de peso, así como para cualquier bebé que se encuentre en este rango. Extra suaves tanto en el interior como en el exterior, cuentan con indicador de humedad: una línea vertical que atraviesa el pañal y que cambia de color para que los padres primerizos sepan que ha llegado el momento de realizar el cambio de pañal.

 

Con celulosa ecológica certificada, #sintóxicos en contacto con la piel, apto para las pieles más delicadas, desde prematuros a niños con piel atópica, tendencia a sufrir dermatitis del pañal e incluso para los afectados por el Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple, Pingo se ha convertido en el pañal perfecto para cuidar de cualquier bebé y del medio ambiente desde el primer día. Si valoras la calidad, la seguridad y el respeto por el planeta, te encantará Pingo.

 

 

COMPOSICIÓN

Premio al mejor producto Ecológico para bebés en Francia 2017 y 2019

 

SELLOS

En Pañales Pingo tenemos un compromiso con la piel de vuestros bebés, pero también con el mundo que habitamos. Por ello, intentamos avalar nuestros esfuerzos por ser cada día mejores, nuestro trabajo en beneficio de la piel de los peques y del cuidado del medio ambiente, con sellos de calidad que ratifican ese trabajo en pos de un mundo mejor que llevamos a cabo desde 2010, cuando nuestra marca nació en Suiza con cinco valores irrenunciables: ecología, transparencia, salud, respeto y amor. Valores que mantenemos intactos desde nuestro aterrizaje en España en 2013.

 

    FSC: El certificado FSC (Forest Stewardship Council, por sus siglas en inglés) garantiza que toda la celulosa utilizada por Pingo en la fabricación de nuestros pañales procede de bosques sostenibles. No en vano, la misión fundamental de este Consejo es «promover el manejo ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo».
    Myclimate: La ONG Myclimate desarrolla proyectos de compensanción de la huella de carbono en todo el mundo. Mediante estos proyectos, más de 70 en 30 países, se impulsan energías renovables, se contribuye a la reforestación local, se promueven los pequeños agricultores y se generan oportunidades de educación y de empleo en comunidades necesitadas. Este sello de calidad avala que en Pañales Pingo compensamos el impacto ambiental que genera la fabricación de nuestros productos apoyando proyectos sostenibles y ecológicos.
   

 

 

Naturmade Star: El certificado Naturmade Star reafirma nuestra apuesta por el medio ambiente y por una producción ecológica, basada en energías renovables. No en vano, este sello distintivo certifica que el 100% de la energía que utilizamos para fabricar nuestros productos es renovable y de origen ecológico.

    Totally Chlorine Free: Este sello pone en valor uno de nuestros principales distintivos de calidad: nuestros pañales están totalmente libres de cloro ya que el blanqueamiento de la celulosa lo llevamos a cabo con agua oxigenada, lo que permite un proceso mucho menos contaminante y genera unos pañales más suaves y con mayor capacidad de absorción.
    Original Dermatest Excellent: Que la piel de tus hijos está a buen recaudo con nuestros pañales lo acredita este certificado, que avala que nuestros productos no causan reacciones no deseadas en la piel de los bebés.
   

OEKO-TEX STANDARD 100: Los pañales Pingo han logrado la máxima puntuación para la obtención del certificado Standard 100 de OEKO-TEX, que aplica estrictos controles en materia de seguridad para la fabricación de telas, productos textiles, prendas o accesorios. Entre otros parámetros, se mide el pH, la presencia de metales pesados, pesticidas, derivados del cloro, ftalatos, otras sustancias potencialmente cancerígenas (bisphenol, benzol, arilaminas, etc.), colorantes, componentes policlorados, solidez del color, emisiones volátiles, emisión de olores y un largo etcétera de sustancias cuyo contacto con los bebés deberíamos evitar.

 

Parte interior:

Celulosa certificada FSC, blanqueada con agua oxigenada (Totalmente Libre de Cloro).
Absorbente: poliacrilato de sodio con extracto de té verde.
Tejido interior: polipropileno. Sin perfumes, sin lociones, sin PVC, sin cloro, sin petrolatum, sin ftalatos, sin perturbadores endocrinos.

Parte exterior:

Suave y transpirable capa externa hecha con 85% de ingredientes renovables.
Velcro : polipropileno.
Elásticas y protección anti fugas: polipropileno y elastano.

Embalaje (bolsa):

Bioplástico reciclable con un 85% a base de ingredientes o fuentes renovables.

Gracias a estos materiales, nuestros pañales sirven para pieles atópicas y sensibilidad química múltiple.

Procedencia: Suiza

Pañales T1 Pingo

€9.50Precio